martes, 21 de junio de 2005

Mon amí le moromierda

09-06-05


Todos sabemos que desde el 11-M, nuestro mejor amigo es Mojamé… Uy, perdón, me he confundido, es desde el 14-M, no se por qué habré dicho 11-M, ni que los moros hubiesen tenido algo que ver con esa desgraciada fecha (diga lo que diga “El Mundo”).

El mayor conflicto entre los moromierdas y los españoles siempre han sido los territorios que ha tenido o tiene España en el continente africano: Islas Canarias, Ceuta, Melilla, las Chafarinas y el Sahara Occidental son los mas conocidos, pero hay algunos territorios más.

Todos recordaremos las palabras de “Curro” Desatinos allá por agosto de 2004 cuando dijo, más o menos, que “para evitar otro 11-M, hay que permitir definitivamente la invasión del Sahara Occidental por parte de los moromierdas (esto último lo digo yo, “Curro” debió decir “los amados marroquíes” o algo así)”. ¿Por qué están los moros tan necesitados de mantener el Sahara hasta el punto de matar a 200 personas en Madrid? Pues, por lo que se ve, en el territorio del Sahara existen grandes reservas de petróleo y grandes cantidades de sulfato, es decir, muchísimas pelas. Y si ya se han cargado a más de 40.000 personas en el Sahara, ¿Qué mas les dará añadir 200 cadáveres a su larga lista, aunque sean en Madrid?

La ONU, ese ente repelente (que bien que queda, jejeje), corrompido hasta la médula pero amado hasta el infinito por ZP dejó claro en el “Plan Baker” que se debía celebrar un referéndum en el Sahara para que los saharauis decidiesen, libre y democráticamente, si querían seguir siendo parte de Marruecos o un estado libre, aunque eso le importase más bien poquito a Hassan II en primer lugar y a Mohamed VI en segundo lugar. Y así llevan 30 años: asesinando, día sí y día también, a cientos de miembros del frente polisario sin que se les caigan los anillos.
Estas últimas semanas se ha recrudecido la violencia en el Sahara debido a unas manifestaciones de estudiantes pro-saharauis que han desembocado en un enfrentamiento entre el ejército moro y los estudiantes, con algunos muertos (por el bando estudiantil, por supuesto). Por esto, una delegación española de políticos y periodistas acudió hace cosa de una semana a “El Aauin” a comprobar si allí se estaban respetando los derechos humanos. Misteriosamente, en un caso digno de investigación por parte de Mulder y Scully, de las dos delegaciones, a los únicos que permitieron bajar de los aviones fueron a dos periodistas, uno de la SER y el otro de “El País”. Joer, esto si que es coincidencia y no lo de las dos caravanas de la muerte, ¿eh, ZP? Como todos sabemos, el Grupo Prisa se lleva a las mil maravillas con el régimen moro. No en vano, los moros consiguieron cerrar el Diario 16 por “afrentas al rey Hassan II”, aunque lo que hicieron fue dar una noticia que hasta el tribunal dijo que era verdadera: “Una empresa transportista de Hassan II se dedica al contrabando de hachís”. Esto, unido a que “El País” es la tribuna desde la cual Mojamé VI se permite decir de Aznar que “era más franquista que Franco” han hecho que la relación de amistad entre ambos gobernantes (Polanco y Mojamé) sea fantástica. A todo esto, mientras los diplomáticos y periodistas eran expulsados de Marruecos, Desatinos aparecía dándole un beso a Benaissa, ministro de exteriores de morolandia.

Ayer una nueva delegación de políticos españoles (en este caso, de Cataluña) intentó entrar en Marruecos y acudir al mismo lugar que sus predecesores. Al llegar al aeropuerto africano, directamente se les prohibió bajar del avión y se les obligó a volver, esgrimiendo para ello el motivo de que “eran contrarios al régimen marroquí”. Y tanto que lo son. Y para una vez que un miembro de ERC hace algo positivo, no le dejan entrar (los políticos eran uno del PPC, otro de CIU, otro de ERC y el último de IC).

¿Alguien se imagina que ocurriría si el país donde no se dejase entrar a un periodista español o a un político español fuese EE.UU? La que se montaría sería bonita. Pero la cuestión es que se ha insultado a España y al periodismo español y lo único que hace Desatinos es dar besos al ministro de exteriores de una dictadura. Claro, que también Desatinos tiene razón, como bien lo ha explicado: “si no querían que los echaran, que no hubiesen ido”, ha sido más o menos lo que ha dicho.¡. Muy bien, con un par de huevos. Y si no quieres que ETA te mate, pues hazte del PNV, ya puestos a decir gilipolleces.

En cualquier otro país se habría montado la de dios; aquí, en España, besamos a los que nos golpean y golpeamos a los que suspiran por una sola caricia.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Excelente

11:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Simplemente eso, MOROMIERDA.
Se puede decir más alto, pero no más claro.

9:16 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

moromierdasss

3:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home