martes, 8 de noviembre de 2005

La Constitución

Como por todos creo que es sabido, el sábado pasado se celebró en la Puerta del Sol de Madrid la lectura de un manifiesto en defensa de la Constitución y en contra de la insolidaridad manifiesta que está demostrando el nuevo Estatuto catalán, que puede terminar de un solo golpe con 25 años de tranquilidad, paz y solidaridad en España.

Ciertamente, cuando Zapatero llegó a la presidencia, pensaba que no iba a hacer tantas animaladas en tan solo un año y medio, pero he de decir que me equivoqué en un 100%. Además de arrodillarse ante el terrorismo moromierda, se ha arrodillado ante el terrorismo moribundo de ETA, ante los nazionalismos periféricos, ante Chirac y Schroeder, y, lo que es mas triste, ante Cuba y Venezuela. Atrás ha dejado, insultado, a países como EE.UU y el Reino Unido (recordemos que Bono piensa del primer ministro Blair que es un Gilipollas), ha dicho de Ángela Merkel que era una fracasada, ha dado plantón a Presidentes de otros países y se ha paseado por todo el mundo haciendose fotografías que nos han costado más de un disgusto.


Por suerte, todas estas animaladas aún tienen remedio y solo con esperar un par de añitos más, nos lo podremos quitar de encima para siempre. El problema es que puede hacer un daño irreparable y éste se lo haría a la Constitución. Si el Estatuto Catalán es aprobado, por muchos remiendos y apaños que le hagan, esa pseudo-constitución impulsada personalmente por Zapatero terminará con la Constitución, ya que si el estatuto debe caber en la Constitución, la única manera es modificando ésta última. Y es que, en palabras de Maragall, refiriéndose a la Constitución: "Lo que nos gusta lo dejamos, lo que podamos cambiar lo cambiamos y lo que moleste lo quitamos".


Y ahora ha ocurrido lo que ZP ha estado deseando desde hace tiempo: ha nacido una excusa para modificar la Constitución y se llama Leonor. Yo creo que ni en sus mejores sueños a "Zetapé" se le ha presentado una oportunidad mayor para cargarse España ("Para dejarla que no la reconozca ni la madre que la parió" que dijo aquél). Como ahora si que habrá que modificar la Constitución para que la pequeña reine (asco de Aznar, tendría que haberlo hecho él) nos meterá el "pack autonómico" conjuntamente a la modificación del artículo 57 (creo que es ese el que se refiere a la sucesión al trono; si no lo es, decidlo y lo corrijo). Y ahí tendrá la trampa tendida: Si sale "SI" nos vamos a la mierda, España se convertirá en una Nación de naciones y se acabará todo lo vivido hasta ahora; sin embargo, si sale "NO", pues también nos iremos al carajo, ya que, como diría Pepe Blanco ("Ecce homo"): "La gente ha dicho no a que reine una mujer, la gente ha dicho no a la Monarquía" (aunque no lo parezca, Pepiño es capaz de decir esta burrada) y será el fin ("The End", que cantaban The Doors).

Y todo esto por no querer tener un hijo. La verdad es que tenemos un rey bastante republicano.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home