lunes, 6 de febrero de 2006

Guerras santas

Pero qué poco me han sorprendido las imagenes de los moros haciendo la "guerra santa" contra Dinamarca. No es que no me parezcan animaladas, burradas y exageraciones de una cultura que dista años luz de la nuestra. Lo que pasa es que se veía venir y solo necesitaban una excusa. En este caso, unas viñetas de un periódico danés, que, por si no lo sabiais, llevaban publicándose en el rotativo durante tres o cuatro meses. Y ahora, que los moros no sabían que hacer contra occidente, pues han decidido sacar a la luz esas viñetas.

Un escándalo, señora. Qué imágenes más insultantes para la religión del profeta pedófilo. Madre mia, que cosas más graves. Los católicos que se pongan en su lugar: ¿qué no harían si viesen en un programa de televisión "cómo cocinar un Cristo crucificado para dos personas"? Coñe... no no, si eso ya lo han hecho en la televisión, que bobadas digo. Lo que pasa es que no hubo ningún tipo de altercado (insisto, los moros son un pueblo feudal, retrasado cultural e intelectualmente, y que viven del oro negro). Sí que se instó al programa a pedir disculpas (como no podía ser, fue en "Lo + plus"), y pidió disculpas en antena. Y la cosa no fue a mayores. Pero para los moros eso no existe. Ellos se creen los reyes del mundo. Su chilaba es su poder. Todos debemos ponernos las babuchas y mirar a la Meca, y si no lo hacemos, todos muertos como perros infieles que somos. Y las mujeres con el burka, para que sepan que son meros objetos decorativos (proverbio árabe: "cuando vuelvas a casa, golpea a tu mujer; si tú no sabes por qué, ella lo sabrá"). En fin, un dechado de virtudes esa religión, que si fuese profesada por poca gente, sería calificada de secta prohibida.

Por fortuna la respuesta de la Unión Europea no se ha hecho esperar: "a que me enfado" es lo que más o menos a venido a decir toda la diplomacia europea. "pero que me enfado en serio, eh". Otros, como Zapatero, han hecho lo que los moros piden: arrodillares. Pide perdón por las viñetas. ¿Pero serás cabrón? Vamos, que destruyen delegaciones de la ONU, destruyen consulados, destruyen embajadas (todo esto con la bendición de los gobiernos donde ocurren estos sucesos)... ¡¡¡y aún le tenemos que pedir perdón por existir!!! Mahoma era pedófilo, pero por lo que parece sus seguidores son maricones, son unos "Brokeback mountains", porque disfrutan de darnos por culo a los europeos día sí y día también.

Eso si, como no podía ser de otra manera, ZP tiene la solución: "Alianza de civilizaciones". Es decir, los moros hacen un ataque a tu territorio (que es lo que es una Embajada), que en cualquier lugar del mundo civilizado sería considerado como un ataque a dicho país, y el imbecil de la Moncloa lo que pide es que nos aliemos con esos animales, sedientos de sangre infiel. Vaya un gilipollas

8 Comments:

Blogger El Cerrajero said...

¿Te imaginas que alguien tuviese el valor de hacer una película como "La vida de Brian" pero con el del turbante como referencia en vez de Cristo?

Seguramente el ansia de Irán de tener uranio enriquecido es para poder hacer un CAC pero a lo bestia ^_^

6:36 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

burradas y exageraciones de una cultura que dista años luz de la nuestra
Qué imágenes más insultantes para la religión del profeta pedófilo
Ellos se creen los reyes del mundo. Su chilaba es su poder
Y las mujeres con el burka, para que sepan que son meros objetos decorativos
un dechado de virtudes esa religión, que si fuese profesada por poca gente, sería calificada de secta prohibida
Mahoma era pedófilo, pero por lo que parece sus seguidores son maricones
esos animales, sedientos de sangre infiel

Tengo que admitir que me ha revuelto el estomago leer esa basura, no se de que otra forma calificar esto, pero eso no ha impedido que suelte una buena carcajada al terminar de leerlo.... Te crees tan superior a ellos, los "moros", cuando en realidad tienes una mentalidad tan "abierta" como la de los radicales a los que criticas. Gracias por compartir tu extenso conocimiento del Islam y la situacion de Oriente Medio con el resto de nosotros, ignorantes mortales... Subnormal

7:17 p. m.  
Blogger El Cerrajero said...

Típico comentario de "usuario anónimo": insultar para criticar que se insulte.

8:59 p. m.  
Blogger tiomilio said...

Ya te digo, cerrajero.
Es lo más normal. De hecho, si no me insultan, algo debe estar mal.

Si les molesta, será por algo

Y como bien has dicho, si la vida de Bryan hubiese sido la vida de Abdullah, otro gallo cantaría.


tiomilio

1:08 a. m.  
Blogger markwillis04317999 said...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. My blog is just about my day to day life, as a park ranger. So please Click Here To Read My Blog

http://www.juicyfruiter.blogspot.com

2:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mucho quejarse de la política en el futbol cuando lo hace el barça, pero cuando lo hacen al reves, nanai!

1:44 p. m.  
Blogger Andrés Devesa said...

De Monachae supplicii

Panfleto por el amor y contra las idolatrías



Una monja es una mujer como otra cualquiera. Si la despojásemos de su hábito encontraríamos las mismas características físicas presentes en el resto del género femenino: dos piernas, dos brazos, dos pies, dos manos, dos pechos, una boca, un cuello, una cintura, un culo y un coño cálido y húmedo como el de cualquier mujer.

Podemos llevar a cabo un experimento consistente en colocar a una monja y cualquier otra mujer –una funcionaria, pongamos como ejemplo- una junta a otra, desnudas sobre una cama, con las piernas abiertas, con su sexo palpitando en espera de lo inevitable. No cabe duda de que seríamos incapaces de discernir cuál es una y cuál es la otra.

Si no hay ninguna diferencia física entre una mujer normal y una monja, ¿qué es lo que las distingue entonces? La diferencia la encontramos en el aspecto psicológico y, especialmente, en el plano moral. Las monjas so seres degenerados que padecen una patología mental que las lleva a odiarse a sí mismas, a la Naturaleza y a Dios.

A sí mismas porque detestan su condición humana, rechazando lo más hermoso que hay en el ser humano: el amor hacia otra persona. Es cierto que las monjas dicen amar a todos los seres humanos, pero mienten descaradamente, porque el único amor posible es ese amor primario, brutal, sexual, que sentimos hacia otra persona, sólo a partir de ese amor sexual se puede llegar a aprender a amar al resto del género humano, sin amor sexual no hay amor fraternal. Por eso una monja no puede llegar a amar a nadie más que a sí misma y a su degenerada idolatría.

A la naturaleza porque odian reconocerse en ella. La naturaleza es ante todo el espacio en el que desarrollar ese amor, por lo tanto esas degeneradas no pueden sino renegar de la naturaleza, despreciando los bellos impulsos naturales que cualquier ser humano, orgulloso de serlo, reconoce, acepta y deja desarrollarse libremente.

A Dios porque le niegan. Niegan a Dios y abrazan a un dios falso. Las monjas consagran su vida a ese ídolo, se casan con él, pero jamás llegan a consumar su matrimonio, porque su dios es un castrado y un cornudo. El verdadero dios es un dios con dos esencias que se complementan, es un dios hermafrodita que necesita de la complementariedad de los iguales distintos. Es el dios del amor, pero del amor salvaje y primario, no de cualquiera de las múltiples degeneraciones que en esta sociedad se hacen pasar por tal. Nuestro dios niega la religión y no admite sacerdotes. Nuestro dios es el dios de la libertad. Nuestro dios es la vida, frente a los falsos dioses del miserabilismo y el desprecio por la humanidad. Nuestro dios es todo y es nada. Nuestro dios somos cada uno de nosotros en tanto que seres humanos dotados de la capacidad de amar y crear belleza.

Nosotros, seres humanos libres, herederos aquellos hombres y mujeres que han luchado desde el comienzo de los tiempos por una humanidad plena, libre y consciente de su ser, afirmamos: La castidad, la devoción, el aislamiento del resto de seres humanos, el sacrificio a cualquier fin que no sea la felicidad humana, la idolatría y el fetichismo mercantilista que reduce al ser humano y la vida al rango de cosas son crímenes contra la humanidad.

El amor, la pasión, la poesía y la fiesta son las fuerzas que guían a la verdadera Humanidad hacia su libertad y su realización como tal. Sustraerse a esas fuerzas es renegar de la condición de ser humano y asumir el papel de homicida. Una Humanidad libre no puede tolerar que existan criminales que atenten contra todo lo que hay de hermoso en la vida.

Por eso, acusamos: monjas, curas, frailes y obispos son peligrosos criminales que han de rectificar o ser juzgados como tales. Renegad de vuestro falso dios, volved la cara a vuestra humanidad y asumidla, abrazad todo lo que de hermoso hay en el mundo, tomad la mano de otra persona, ya sea hombre o mujer, en pareja, en trío o en comuna, no importa el número, no importa la condición, sólo amaos, sólo así amaréis al ser humano, sólo así seréis seres humanos. Lo contrario es el crimen más despreciable que existe. ¡Fornicad o pereced!

Y que nadie se lleve a engaño, sabemos que hay muchos más miserables que toman a otros falsos dioses como auténticos: el dinero, la ciencia, el poder, el espectáculo… A vosotros también os estamos vigilando. Tened cuidado, somos implacables y sabemos odiar tanto como amar…


¡Amor o barbarie!


Firmado: Maese Huvi, Las Bacantes y Les filles perdues d’Lautréamont

http://www.freekipedia.es

1:00 p. m.  
Anonymous El que os apoya said...

Mucha parrafada.... ¿para qué?

Dejemoslo en que usted es gilipollas.

11:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home